Web de la Asociación de Cofradías de la Semana Santa de Palma

Cofradía El Silencio

Fundación:

1927

 

Sede canónica:

iglesia de Ntra. Sra. de Montesión

 

Música:

no lleva

 

Escudo:

está partido en tres divisiones y representa los vínculos que esta cofradía tuvo en su origen con la Congregación de María Inmaculada y San Luis Gonzaga. En la división de la izquierda, aparecen los símbolos de la Inmaculada: la azucena y la luna (Ap 12, 1). En la división superior de la derecha, el escudo de armas de la Casa italiana de los Gonzaga y del Ducado de Mantua al que estuvieron vinculados, en relación al santo. En la división inferior de la derecha, el escudo cuartelado de Mallorca. Y en el centro del escudo, el monograma JHS en color amarillo sobre fondo azul, llevando la H una cruz. Todo ello tocado por una corona.

 

Estandarte:

confeccionado sobre terciopelo negro con el escudo de la Cofradía en el anverso. El reverso es de raso también negro. Acaba en ángulo y está circundado de flecos y borlas de oro. Descansa sobre un asta de madera dorada, del que cuelgan unos cordones rojos rematados en borlas de flecos de hilo de oro. En la parte superior del asta, hay una cruz dorada

 

Hábito Penitente:

de tela de raso con capa y capirote en negro y túnica ceñida por faja de terciopelo negro. En la parte inferior del antifaz del capirote va bordado el escudo de la cofradía. Es característica y le distingue del resto de cofradías, su capa con larga cola. Los monaguillos visten sotana azul con roquete blanco

 

Participa en las procesiones de:

participan en las procesiones promovidas por la Asociación de Cofradías de Palma

 

Pasos:

1.  Cristo crucificado. Obra anónima que representa a un Cristo crucificado en la agonía de la cruz. Es portado a peso en posición horizontal por algunos cofrades.

 

2. Cruz Procesional

 

Nota histórica:

En 1927 doce congregantes de la Sección Mayor de la Congregación de María Inmaculada y San Luis Gonzaga fundaron la Cofradía de penitentes de El Silencio de Montesión. La Congregación de María Inmaculada y San Luis Gonzaga constituyó  en su seno dos secciones: los “Luises” para los jóvenes y los “kostkas” para los adolescentes, es decir, la sección mayor y la sección menor. Y fue por consiguiente la sección mayor, la de los jóvenes, la que fundó una Cofradía de penitentes. El director de la Cofradía fue el Padre Joaquín Vericat Stelle, SJ y tuvo su sede en la propia de la Congregación Mariana de Calle Zavellá número 19 de Palma, si bien las celebraciones litúrgicas se practicaron desde un primer momento en la Iglesia de Montesión.

 

La cofradía desfiló por vez primera en las procesiones de 1928 con  veintisiete cofrades. El miércoles 4 de abril de ese mismo año a las siete de la tarde se bendijo el pendón por parte del Padre Darío Hernández, Superior de Montesión, que fue asistido por el Director de la Congregación, el Padre Vericat. El estandarte fue elaborado por María Magdalena Simó y Coll, madre y hermana de los que serían congregantes Juan Sabater y Miguel Simó, siendo además el primero jesuita, director de la Congregación y consiliario de la Cofradía. Una hija de la Sra. Simó, Margarita Sabater Simó, grabó al óleo el escudo. Apadrinaron el pendón Dña. Vicenta Campos de Pascual y el Alcalde de Palma D. Juan Aguiló Valentí.

 

En abril de 1946 la Asamblea General de la Cofradía acordó solicitar al arquitecto José Ferragut Pou que presentara unos diseños para la confección de dos faroles artísticos, que se estrenaron en las procesiones del año siguiente. Asimismo el Consejo Rector de la Cofradía acordó en 1950 la construcción de una Cruz de Penitencia -que todavía se usa hoy en las procesiones-, que encargó al carpintero Sr. Mut, aunque en otras fuentes se atribuye la Cruz al Sr. Pastor. Esta Cruz era portada por turnos por todos los Cofrades durante la procesión.

 

En 1993 el Silencio comenzó a desfilar una imagen de Jesucristo Crucificado portado por cuatro cofrades, los dos de delante con cuerdas  y los de atrás con el travesaño sobre los hombros. En ese mismo año se decidió incorporar un tamborino mallorquín que marcara el paso de los portadores de la imagen.

 

Como consecuencia de la longitud de la capa, la Cofradía de El Silencio fue de las primeras de Palma en contar con monaguillos que acompañaban a los cofrades y les sacudían la capa cada vez que recogía polvo del suelo. Estos monaguillos han ido con diferentes vestimentas a lo largo de los años, si bien actualmente visten túnica en azul y roquete blanco.

 

La Cofradía de El Silencio y la Cofradí­a de Simón Cirineo de Palma, ambas fundadas bajo la misma dirección espiritual de la Compañía de Jesús, y firmaron un Acuerdo de Hermanamiento el 21 de junio de 2002

 

Fuente: cofradía

Asociación de Cofradías de la Semana Santa de Palma

C/ Seminari, 4 CP 07011

aconfrariespalma@gmail.com